A 72 horas del cierre de listas, conocé cómo está el escenario electoral

La confirmación de Zannini como vice de Scioli y la declinación de la precandidatura de Randazzo impactaron de lleno en un escenario electoral que parecía definido. No se descarta que haya cambios estratégicos, en especial en el frente Cambiemos que reúne al PRO, la UCR y la CC.

La confirmación de la fórmula Daniel Scioli – Carlos Zannini echó por tierra las aspiraciones presidenciales del ministro de Interior y Transporte,Florencio Randazzo, y selló el escenario en el que el Frente para la Victoria disputará las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del próximo 9 de agosto.

A 72 horas del vencimiento del plazo para la inscripción ante la justicia electoral de precandidaturas siguen subidos a la carrera presidencial 13 precandidatos entre los cuales sólo siete ya oficializaron los nombres de sus compañeros de fórmula.

También falta por conocer de qué manera reaccionará la oposición a la decisión del kirchnerismo de competir en las PASO con una sola fórmula. Por estas horas se baraja la posibilidad de que desde el macrismo se intente bajar las precandidaturas de Ernesto Sanz y Elisa Carrió de modo de llevar a Mauricio Macri también como único precandidato del espacio que reúne al PRO, la UCR y la Coalición Cívica a fin de no dispersar los votos del Frente Cambiemos.

El escenario electoral de cara a las PASO, hasta el momento, quedó conformado de la siguiente manera:

Luego de que Aníbal Fernández confirmara a los medios que Randazzo declinó su precandidatura presidencial, el oficialismo irá con una fórmula única que apuesta a sumar a kirchneristas duros, peronistas y «moderados».

En Cambiemos, justamente, es donde se esperaba podrían darse cambios estratégicos en las próximas horas para responder a la maniobra del oficialismo. Con tres precandidatos anotados, no se descartaba la posibilidad de que alguno o incluso dos de ellos declinen sus aspiraciones o incluso que Sanz se sumara con compañero de fórmula de Macri para amalgamar la heterogénea composición del espacio en una fórmula única. Sin embargo Macri y Sanz salieron este jueves a desmentir esa posibilidad.

Unidos por una Nueva Argentina (UNA) va con dos precandidatos a la presidencia que aún no oficializaron sus compañeros de fórmula. Relegados en las encuestas podrían experimentar la misma pérdida de votos entre las PASO y las elecciones generales en favor de un «voto útil» que beneficiaría a Macri una vez refrendado como referente de la oposición.

Margarita Stolbizer será la abanderada del frente Progresistas. Advirtió que no se bajará de la contienda para favorecer un amplio frente opositor. Aunque se especulaba que la acompañara el saliente gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, como compañero de fórmula, esa posibilidad quedó descartad y sigue en duda quién la secundará.

Por primera vez Jorge Altamira deberá disputar una interna luego de que las fuerzas que componen el FIT no llegaran a un acuerdo acerca de cómo conformar una unica fórmula presidencial. Nicolás del Caño será su sparring. Este es el único frente que dio a conocer sus fórmulas completas.

El Frente Popular, con Víctor De Gennaro enfrentará el desafío de superar el 1,5% que exigen las PASO para acceder a las elecciones generales. Se desconoce quién lo acompañará en la fórmula.

Luego de fracasar para alcanzar un acuerdo con Massa y De la Sota, el puntano Adolfo Rodríguez Saá buscará una vez más la presidencia al frente de la lista única de Compromiso Federal.

En tanto el frente MST – Nueva Izquierda presentará en las PASO la fórmula Alejandro Bodart – Vilma Ripoll.
Finalmente, el Nuevo MAS llevará a Manuela Castañeira como precandidata a la presidencia secundada en la fórmula por Jorge Ayala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =