Boleta electrónica: la pelea crece y domina la campaña

Macri dijo que el Gobierno “no tiene vocación” de cambiar la ley electoral. Y le contestaron que es una medida “inviable

El candidato presidencial por Cambiemos, Mauricio Macri, acusó ahora al oficialismo de que “no tiene vocación” para modificar el sistema electoral para las elecciones generales de octubre, mientras que desde el Gobierno respondieron que la oposición busca “descalificar” el mecanismo de votación con una propuesta “constitucionalmente inaceptable, legalmente inviable y políticamente disparatada”.

A menos de dos meses para las elecciones de octubre, el tema pasó a dominar la campaña. Ahora Macri reveló que le envió a la presidenta Cristina Fernández una máquina de boleta única electrónica como las que se usaron en los comicios porteños, pero señaló que “ni siquiera” se la “dejaron entrar a la Casa Rosada”.

UN NUEVO ROUND

El oficialismo y la oposición protagonizaron un nuevo round en la lucha electoral, y esta vez fue el jefe del PRO quien protestó porque “por ahora el Gobierno se ha manifestado muy negativo a hacer cualquier cambio”.

“El Gobierno se sabe minoría y en su debilidad porque más del 60 por ciento de la gente ha dicho ‘no queremos continuar con este gobierno’, recurre a un sistema con el que cree que puede garrapiñar
votos”, sentenció.

Sin embargo, Macri aclaró que “no es boleta electrónica o nada” y aseguró que trabajan en otras opciones para llevarle al oficialismo.

En este contexto, Macri fustigó al candidato por el Frente para la Victoria, al afirmar que “si hay vocación de (Daniel) Scioli de ser el ganador de un escrutinio que nadie discuta, él debería hacer que se sienten las autoridades actuales” para discutir el sistema.

Frente a estas acusaciones, el ministro de Justicia, Julio Alak, explicó que “legalmente es inviable porque resulta imposible que, en el medio de la campaña electoral, los legisladores puedan cumplir con los requisitos de formación y sanción de las leyes para modificar el Código Nacional Electoral”.

Asimismo, señaló que “el artículo 77 de la Constitución establece que ‘los proyectos de ley que modifiquen el régimen electoral y de partidos políticos deberán ser aprobados por mayoría absoluta del total de los miembros’ de ambas cámaras”.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ridiculizó el encuentro que los principales candidatos presidenciales de la oposición mantuvieron esta semana para pedir mayor transparencia electoral al sostener que esa foto “tiene tanta relevancia como el almanaque de una gomería, lo que hace es juntar alrededor de Mauricio Macri”.

CAMBIOS, PERO A FUTURO

En tanto, el secretario de la Cámara Nacional Electoral, Hernán Goncalves Figueiredo, advirtió que una modificación en medio del proceso electoral “generaría más daños que beneficios”.

A su vez, el subdirector de la Cámara, Gustavo Mason, confirmó que ese tribunal “ya ha dicho que es imposible modificar nuestro sistema de votación de acá a octubre”. En declaraciones radiales, el funcionario explicó que los camaristas le acercaron al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, “la acordada 100 firmada el 20 de agosto, en la que el Tribunal ha exhortado nuevamente al Poder Legislativo que de alguna manera estudie modificaciones en el sistema de votación de todos los argentinos, como ya lo ha hecho en reiteradas veces, han sido nueve ocasiones desde 2009”.

“Sobre el sistema de papel, están generando algunos conflictos, sobre todo en las provincias”, puntualizó Mason, quien remarcó que eso “atenta contra el derecho del ciudadano al sufragio”.

TRABAJO CONJUNTO

Macri, finalmente, volvió a descartar ayer un acuerdo electoral con el aspirante de UNA, Sergio Massa, y remarcó que quienes están “trabajando” en conjunto son los bloques de diputados de la oposición para cambiar el sistema de boleta impresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − dieciocho =