Denuncian que el cuerpo de Nisman tenía golpes en la cabeza y en una pierna

El abogado Manuel Romero Victorica, nombrado por Sandra Arroyo Salgado, reveló además que alguien «borró información» del teléfono celular del fiscal el día de su muerte

El abogado Manuel Romero Victorica, nombrado por Sandra Arroyo Salgado en la causa que investiga la muerte de Alberto Nisman , aseguró hoy que «una persona experta en informática» tuvo que haber «borrado las llamadas que no existen, los mensajes de texto que han desaparecido» del celular del fallecido fiscal.

«Aparece ahora como algo nuevo en el expediente la presencia de alguien en el departamento de Nisman. Para poder borrar las llamadas que no existen, los mensajes de texto que han desaparecido, estamos convencidos de que se instaló sobre el teléfono algún hardware para extraer los archivos o se bajó una aplicación que permita el «borrado seguro» y también después se borró esa aplicación»,

Romero Victorica dijo que «todos estos trabajos no los puede realizar una persona común», sino que fueron hechos «por una persona experta en informática».

El abogado explicó que los peritos analizaron el teléfono celular de Nisman y detectaron que la ultima llamada es del domingo 18 de enero. «Lo curioso es que la última [llamada] es a las 13:46. De allí para atrás no hay ningún llamado. Lo cual es raro», sostuvo.

«En la causa existen testimonios que declaran que el sábado que Nisman se comunicó. Nos encontramos con que el sábado 17 Nisman hizo cuanto menos varios llamados y esos llamados no están en el teléfono. El domingo 18 aparece muerto. La autopsia se hace el lunes a las 8 y los médicos forenses establecen que la muerte del fiscal habría ocurrido por lo menos 24 horas antes», planteó.

Según el defensor, cuando se «borran» los datos y se «eliminan» los registros, «los expertos tienen capacidad de extraer la información del dispositivo», pero que «no han podido recuperar los llamados» del celular del entonces titular de la Unidad Fiscal AMIA.

«[Eso] les indica que se ha utilizado una técnica de «borrado seguro». Y también se sabe que en el teléfono le enviaron un malware, un troyano», sintetizó.

Golpes

Según Romero Victorica, el perito Osvaldo Raffo detectó que «el cuerpo [de Nisman]» tenía «un golpe en su pierna izquierda, más arriba del tobillo, casi como si fuera una patada que le dieron para hacerlo caer o arrodillar».

También mencionó «un golpe en la cabeza, sobre el costado derecho el típico golpe de cachiporrazo realizado con esas bolsas de arena para no dejar marcas».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + once =