Diputados: nueva jornada de debate por la despenalización del aborto

La Cámara de Diputados retomó hoy el debate en comisión de los proyectos que buscan la despenalización del aborto, en el marco de la quinta audiencia, en la que exponían médicos, sociólogos y psicólogos a favor y en contra de la iniciativa que propone legalizar la interrupción del embarazo hasta la semana 14.

Al inicio de la audiencia, el presidente de la Comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky (PRO), a cargo de la coordinación del plenario, precisó que, a lo largo de estos encuentros, participaron unos “160 expositores de un cronograma de 700” y puso de relieve que “el primer objetivo que es que los diputados tengan mayor información sobre el tema se ha ido cumpliendo”. La primera en exponer en esta jornada fue la médica pediatra Paola Basualdo, quien se manifestó en contra de la despenalización y aseguró: “No se puede comparar una etapa desarrollo con otra: el embrión tiene capacidades diferentes al recién nacido. No es más ser humano un adulto que un niño. Es ser humano y punto”.

Según el abogado Juan Bautista Letta, “si se busca la disminución de la mortalidad materna, no es a través de la legalización del aborto que se logrará sino que se requiere adoptar cursos de acción de fondo para la atención de la maternidad vulnerable”, “Hace falta acompañamiento sanitario, social, económico y psicológico de la mujer y de su hijo por nacer a fin de garantizarle a ambos el máximo nivel de salud”, postuló. Por su parte, la diputada del Parlasur Fernanda Gil Lozano aseveró que “las mujeres abortamos desde el origen de los tiempos hasta hace un minuto”, a la vez que señaló que “restringir el acceso al aborto no reduce el número de abortos”.

Además, sostuvo que, con la legalización, “no va a haber más abortos” sino que “las mujeres, con más información y más educación, vamos a tener una decisión más inteligente”. En tanto, la referente de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) Maria Teresa Bosio postuló que “las mujeres no somos envases”, y sostuvo que “las feministas decimos que la vida no es sólo el desarrollo de células que se van multiplicando” sino que “implica también que se pueda gozar de una calidad de vida, la responsabilidad de acompañar esa vida desde un deseo subjetivo, desde la autonomía, de personalizarla, de darle entidad”.

A su turno, la legisladora porteña Victoria Montenegro (Unidad Ciudadana) reconoció que “hasta no hace mucho” estaba en contra del aborto legal pero señaló que quienes cumplen con responsabilidades políticas deben “representar un interés más alto que el propio”. En ese sentido, Montenegro -hija de desaparecidos y militante por los derechos humanos- sostuvo que “se trata de comprender una demanda social y responder por ella”, y aseguró que la despenalización del aborto es “también una lucha por los derechos humanos”, al señalar que “obligar a gestar es torturar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =