El fiscal general de Tucumán advirtió que ningún partido político pidió de manera formal la anulación de las elecciones

Por las graves irregularidades comprobadas, Gustavo Gómez reconoció que «ya están dadas las condiciones» para que ese reclamo se presente; pero dijo que nadie lo hizo

A casi una semana de las elecciones en Tucumán, el resultado aún es incierto y hoy, desde el ámbito del Ministerio Público, se admitió que los comicios podrían ser anulados por fraude. Quien señaló esa posibilidad fue el fiscal general de la provincia, Gustavo Gómez, en medio del escrutinio definitivo que está llevando a cabo la Junta Electoral.

El fiscal aseguró que «ya están dadas las condiciones» para que se presente un pedido de nulidad de los comicios, aunque advirtió que ningún partido aún lo pidió. En los últimos días, se sucedieron reclamos públicos por parte de la oposición, principalmente por parte de José Cano, candidato a gobernador por Acuerdo del Bicentenario.

«Yo no lo puedo pedir. Quien tiene que pedir la nulidad de toda esta elección y una nueva convocatoria son los candidatos de los distintos partidos políticos. Incluso esta decisión puede caer en manos de la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación», apuntó Gómez en radio Mitre.

Quien tiene que pedir la nulidad de toda esta elección y una nueva convocatoria son los candidatos de los distintos partidos políticos

«Yo he dicho que no había que descartar una anulación porque tenemos una serie de irregularidades muy notorias antes de la elección y después de la elección. Analizadas por la Junta Electoral podrían traer como conclusión la nulidad absoluta del acto electoral’, dijo.

Gómez contó que las autoridades judiciales tucumanas no dejan de recibir denuncias sobre irregularidades. «Hemos descubierto maniobras en sede federal que son extremadamente curiosas. Como, por ejemplo, la adulteración de los padrones electorales antes del día de la elección o la posesión de documentos nacionales de identidad en buena cantidad por parte de algunas unidades básicas del FPV», contó el fiscal.

También recordó que la Junta electoral, que tiene que estar integrada por tres miembros, «el día de la elección estaba integrada por dos».

Uno de los integrantes de esos dos cargos, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de aquí de Tucumán, ya anticipó criterio diciendo que acá no hay fraude electoral», señaló Gómez. «Hay que pensar incluso en investigar para arriba, si esto no es propio de una maniobra que se está dando en otros lugares y si no está pergreñada en un nivel más alto», advirtió el fiscal general tucumano.
Lento escrutinio

Los tucumanos tendrán que esperar al menos otras tres semanas para conocer el resultado final de las escandalosas elecciones del domingo pasado, cuando se incendiaron 42 urnas, además de las denuncias de fraude.

Con 199 mesas escrutadas (5,53% del total) hasta anoche, el candidato a gobernador del opositor Acuerdo para el Bicentenario, José Cano, obtenía el 53,31% de los votos (29.503), contra el 35,96% (18.899) del postulante del FPV, Manzur.

Las urnas escrutadas hasta ahora, todas correspondientes a la sección Capital, donde Cano tiene su mayor fortaleza, forman parte de las 641 mesas (19%) que no habían sido tenidas en cuenta durante el recuento provisorio. De ese total, 307 pertenecen a la sección Capital, 239 al Oeste y 95 al Este. Luego, la JEP avanzará con el escrutinio final de las 2833 urnas restantes. Hasta el momento, sólo fueron anuladas dos mesas, el miércoles, debido a que no coincidían los datos consignados en los telegramas respecto del número de electores con la cantidad de sobres y de sufragios positivos.

Según el resultado del provisorio, que se frenó con el 81% de las mesas escrutadas, Manzur sería elegido gobernador con el 54% de los votos, contra 40% de Cano, respaldado por radicales, macristas, peronistas disidentes, socialistas y massistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =