El Gobierno decidió no entregar el pacto de YPF con Chevron

El gobierno de Mauricio Macri decidió no entregar el contrato que firmó la petrolera estatal YPF con la norteamericana Chevron y continuar la batalla judicial con el argumento de que difundir los detalles de ese pacto podría comprometer secretos “geológico, comercial, técnico e industrial” de ambas compañías.

El comunicado oficial, YPF informó que “previo análisis y decisión por parte de su nuevo Directorio y en salvaguarda del interés público y el de sus accionistas (públicos y privados), decidió recurrir la resolución emitida por el juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 7 por la cual se dispuso la entrega, sin más, del contrato con Chevron”.

Por primera vez, YPF habló de las cuentas: “En ningún caso se han utilizado sociedades constituidas en paraísos fiscales”, afirmó.

La información de la petrolera deja así en claro que se trata de una medida resuelta con la participación y opinión de los nuevos integrantes que responden al gobierno de Mauricio Macri. Ya la semana pasada, la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, había sido blanco de una polémica al admitir la validez del planteo de la petrolera estatal de no entregar el documento, pese a que antes, cuando era diputada, había esgrimido la posición contraria.

“La resolución del juzgado no tuvo en cuenta el pedido de audiencia que efectuó YPF y no estableció recaudos que impidan la divulgación a terceras partes ajenas al proceso -empresas competidoras y otros actores- de información con claro valor geológico, comercial, técnico e industrial. La ausencia de dichos recaudos, previstos en el régimen de Acceso a la Información Pública, coloca a YPF en una situación de desventaja competitiva con consecuencias adversas para el desarrollo de Loma Campana y futuros proyectos de la compañía”, indica el parte de prensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =