El justicialismo de la Provincia suspendió el congreso partidario

El Partido Justicialista bonaerense realizará el traspaso de su conducción, como fue acordado el
año pasado, pero suspendió el congreso partidario previsto para el próximo sábado 15 porque
“no se logró juntar las voluntades necesarias” para ese encuentro ni se pusieron de acuerdo en el
temario, revelaron ayer fuentes del peronismo.

El presidente del partido e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, le cederá el mando al jefe
comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray, como se acordó desde el inicio de la gestión,
cuando esa fórmula sucedió al matancero Fernado Espinoza.

La agenda de los intendentes del conurbano y los legisladores nacionales y provinciales de
Buenos Aires parece estar demasiado ocupada para realizar un congreso partidario, como lo
había anunciado Gray en redes sociales.

Otra versión más aguda sobre la situación en el peronismo bonaerense es que la votación de las
leyes impositivas, el presupuesto 2019 y el endeudamiento de la provincia que impulsó la
gobernadora María Eugenia Vidal, marcó algunas diferencias entre los sectores del PJ
provincial, y hacer un congreso ahora sería profundizar las diferencias, añadieron las fuentes.

“Para evitar algún roce o chicana preferimos suspender el congreso y dejarlo para más adelante,
así podemos terminar el año con una gran unidad, ya que no era necesario legalmente realizar
ese encuentro”, manifestó un vocero de Menéndez.

Fuente: Diario El Dia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 1 =