¿El PRO va por los blancos?

Se abre una incógnita que puede terminar en la justicia a días de las elecciones de octubre. Si bien hay muchas opiniones, algunos especialistas hablan de contar los votos en blanco. Esto acortaría la diferencia que pueda sacarle Scioli a Macri.

Los votos en blanco volvieron al centro de la escena a casi dos semanas de las elecciones generales. Desde el sector que lidera Mauricio Macri tendrían en mente la idea de buscar una salida en la justicia para que el próximo 25 de octubre se tengan en cuenta los votos en blanco y formen parte del conteo final. De esta manera, la diferencia con el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, se achicaría.

De esta manera, el kirchnerismo no le faltarían solo 2 puntos para superar el 40% y ganar en primera vuelta, sino que le faltarían por lo menos, el doble.

En las elecciones primarias de agosto, entre votos blancos y nulos, hubo 1.110.205, lo que representa el 5,25 por ciento del total de sufragios: los blancos fueron 877.611 (4,15%) y nulos, 232.594 (1,1%).

El voto en blanco “le ganó” a tres de los candidatos que ayer superaron el mínimo de 1,5 por ciento y que competirán en las generales: Margarita Stolbizer (3,51%), Nicolás del Caño (3,32%, si se suma lo que obtuvo todo el Frente de Izquierda) y Adolfo Rodríguez Saá (2,14%).

En relación a esto, el constitucionalista Daniel Sabsay sostuvo debería contarse el voto en blanco como positivo ya es una manera particular de votar, es una voluntad del votante de expresarse, afirmó a Radio Mitre.

Así, si en estas elecciones generales se tiene en cuenta este voto, cada uno de los presidenciables hubiesen sacado menos cantidad de votos, pero la diferencia, entre el primero y el segundo, se habría achicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − uno =