Garro encabeza personalmente los encuentros con sus aliados de cara a las elecciones

Parece la regla en el cierre de listas para las elecciones legislativas que se avecinan: el armado bonaerense condiciona las listas locales. Cambiemos no es la excepción y así emerge en los encuentros que en las últimas horas encabeza el intendente Julio Garro con referentes de las fuerzas aliadas para puntear los nombres que integrarán las nóminas de candidatos a concejales y diputados bonaerenses.

En el caso de la alianza gobernante ese condicionante tiene un nombre y apellido: Carolina Piparo, la mujer que hace siete años fuera víctima en La Plata de una salidera bancaria en la que murió el bebé del cual estaban embarazada. Desde entonces -sobre todo después de juicio- emergió como una figura fuerte entre los sectores que impulsan un endurecimiento de las penas. Para ella se barajan dos lugares posibles: la lista de diputados nacionales y la bonaerense. Si el caso es el último diferente serán el alineamiento de nombres detrás suyo.

Pero más allá de esa variante aún irresuelta, el jefe comunal, “dueño de la lapicera” a nivel local tiene un premisa que aplicará como criterio en las negociaciones: reforzar con tropa propia la lista de concejales y destinar los seis espacios titulares de la de diputados provinciales para integrar a las fuerzas aliadas, fundamentalmente el radicalismo y la pata peronista representada por Gabriel Monzó.

LOS NOMBRES

Según cuentan allegados del intendente, los movimientos por estas horas son intensos, y las reuniones se suceden a diario. “Cuando se despeje el lugar de Piparo se definirán los nombre arriba (diputados) y abajo (concejales)”, indicó a Infoplatense un funcionario que acompaña a Garro en esos encuentros.

En la misma línea aparece como posible variable que puede incidir en el armado final el nombre de Carolina Barros Shcellotto, hermana de los mellizos Guillermo y Gustavo. En lo que es estrictamente el PRO se mencionan los nombres de Natalia Vallejo, la jefa de gabinete municipal, y de Nelson Marino, el secretario de Gobierno, para formar parte de la nómina de diputados bonaerenses.

En caso de que Piparo integre esa lista Marino podría “bajar” a la de concejales. Es en el legislativo local donde Garro pretende tener un bloque propio compacto. Aparecen como posibles integrantes Julieta Quintero, funcionaria de la secretaría privada; Nicolás Morzone, funcionario en el área de Espacios Públicos; así como el responsable del área de Juventud, Agustís Scotti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =