Héctor Gay: “Seguimos respaldando un proyecto que es el mejor para la provincia y el país”

RP.- ¿Qué expectativas tiene sobre este año legislativo?

Como todo año electoral, es un poco más irregular y complicado. Igualmente hemos tratado de avanzar, a tal punto que la Cámara de Diputados este año sesionó en febrero como para sacar algunos temas pendientes, cosa que no es habitual. En mayo tenemos dos sesiones seguidas para tratar de llegar al momento más complicado, cuando estamos en plena campaña, y no hay que olvidar que la mitad de los legisladores terminan sus mandatos e intentar retomar; muchos somos candidatos o precandidatos.

Igualmente, en general se está bastante al día con los temas; y la única gran cuestión, que difícilmente se trate, es la ley de autarquía del poder judicial, que ha propuesta el ejecutivo y que todavía no está ni en tratamiento. Ese puede ser un tema de debate como lo fue la policía comunal en 2014.

Creemos que va a ser un tránsito relativamente normal, excepto por lo que significa la campaña electoral.

Diputados en buena medida gira en torno al oficialismo por el número: si de 92 diputados el oficialismo tiene 43, y con los aliados tienen quorum, el resto dependemos mucho de lo que pase. Y también la propia interna del Frente para la Victoria hace que marque de algún modo los tiempos y los ritmos.

RP.- El 2015 lo encuentra trabajando dentro del Pro tras haber saltado desde el denarvaísmo. ¿Cómo piensa que puede impactar en la Legislatura?

Nosotros somos un bloque minoritario que no participó en las últimas elecciones: quienes lo integramos, ingresamos por otros espacios. Yans viene del Frente Renovador; y Nardelli y yo venimos del espacio de De Narváez. De todos modos, estamos ya trabajando con otros bloques que tienen que ver con el armado electoral: con los dos diputados que responden a Posse, esperando las definiciones; y con el radicalismo. Buil, por ejemplo, junto con su hermano, se han pasado al Pro. Todavía no se integran a Juntos por Buenos Aires pero están trabajando con nosotros. Lo mismo pasa con otros dirigentes radicales. E igualmente seguimos siendo minoría.

RP.- Considerando lo que está sucediendo con De Narváez y su salto al lado de Massa, que va descendiendo en las encuestas, ¿se siente aliviado de haberse pasado al Pro?

Cuando nosotros abandonamos a De Narváez ya sabíamos que se iba a pasar al massismo. Si bien se oficializó un poco después, él tuvo el gesto de decirnos que estaba charlando con Sergio Massa Sergio Massa y a nosotros no nos cerraba. Fundamentalmente en el caso de los diputados de la sexta sección, no teníamos nada que ver con el massismo, y privilegiamos un proyecto que tiene que ver con el del Pro, a partir de que De Narváez y Macri habían comenzado juntos en el 2007 con su mayor momento en 2009 al ganar las elecciones. Después se separan, pero el proyecto al que nosotros adheríamos era ese, no el de Massa.

Nosotros no sentimos un alivio, sino que seguimos respaldando un proyecto que es el mejor para la provincia y el país.

RP.- ¿Con Britos y D’Alessandro cómo quedaron las relaciones?

Tenemos una muy buena relación, siempre la tuvimos. Ellos ingresaron al massismo pero siguen en el bloque Unión Celeste y Blanco junto con Rozas; y el pase de ellos al FR es independiente que el de De Narváez. Las relaciones son las mejores, pero los caminos políticos nos llevan a otro lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =