La agente herida en el ataque a la comisaría le tema a las secuelas

La oficial de la policía bonaerense baleada esta madrugada por delincuentes que intentaron copar a los tiros la comisaría de San Justo, partido de La Matanza, se encuentra “estable” e internada en terapia intensiva luego de ser sometida a dos operaciones en el hospital Paroissien, informaron fuentes de esa fuerza y médicas.

Alejandra Rocío Villarreal (25) permanece no obstante en observación y en estado delicado, acompañada por su familia y amigos, añadieron los voceros.

Pablo Molliety, jefe de guardia del Centro Médico Integral Fitz Roy donde fue derivada la paciente, señaló a la prensa que su “pronóstico” es “reservado” ya que “todas las lesiones en la columna son severas”.

“El proyectil entró por el antebrazo derecho, penetró en el tórax, donde le hizo un hemotórax, después pasó por el diafragma, lesionó el hígado, el riñón, y pasó a través de la vértebra dorsal 12”, afirmó el especialista al dar a conocer a la prensa el parte médico actualizado de la oficial herida.

Molliety dijo que Villarreal se encuentra en “terapia intensiva” pero “consciente”, y que el proyectil quedó alojado “en una parte que ya no compromete órganos”, por lo que no iba a ser extraído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − uno =