Las primeras ocho medidas de política económica de Mauricio Macri

Eliminar el cepo cambiario; quitar retenciones al campo, con la excepción del complejo sojero que lo hará escalonadamente; eliminar las retenciones a las exportaciones industriales; anular restricciones a las importaciones; recortar subsidios a la luz y el gas; reconstruir el Indec; defender el valor de la moneda nacional con la baja de la inflación; y decretar la emergencia eléctrica, constituyeron el núcleo central de la batería de medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri y su equipo de colaboradores para “normalizar” la economía y reactivar el crecimiento.

La actividad comenzó bien temprano con el anuncio en Pergamino de la eliminación de las retenciones a las exportaciones de carnes, economías regionales, cereales y oleaginosas, con excepción del complejo sojero que será escalonado a razón de cinco puntos porcentuales por año, como primer paso para “normalizar la economía y reactivar el crecimiento”

Durante la mañana de este lunes, el jefe del Ejecutivo desde Pergamino anunció la quita total de retenciones a exportaciones de trigo, maíz, sorgo, girasol, carne y pesca, y una baja de 5 puntos porcentuales para las de soja, y le pidió a los productores que “no evadan impuestos”.

Pedido de prudencia a los industriales

Por la tarde, al participar de la Conferencia Industrial de la UIA, el mandatario prometió que esta semana encarará la eliminación del cepo cambiario y comunicó a los empresarios la eliminación total de retenciones a las exportaciones industriales. Sobre este punto, el Gobierno negocia con bancos y con el Tesoro de los EEUU préstamos por hasta USD 20.000 millones para fortalecer las reservas y espera que los cerealeros exportadores empiecen a liquidar unos USD 300 millones diarios de productos retenidos favorecidos por la eliminación de retenciones y el sinceramiento del mercado de cambios.

En el mismo evento empresario, el ministro http://www.infobae.com/2015/12/14/1776460-el-gobierno-cambiara-los-mecanismos-importar de la Producción, Francisco Cabrera, adelantó que “a fin de año se eliminarán las declaraciones juradas de necesidades de importación y se las reemplazará un nuevo Sistema Integrado de Monitoreo de Importaciones (SIMI), que liberará 18 mil posiciones arancelarias, con un mecanismo simple; mientras que “desde este lunes queda sin efecto el régimen abusivo que obligaba a las empresas a brindar información al Estado sobre su estructura de costos, márgenes de ganancias e información vinculada a la formación de precios”.

Todos a trabajar para poder cobrar

Por su parte, el director del Indec, Jorge Todesca anticipó que El Gobierno no podrá calcular la inflación de noviembre porque recibió “un organismo desmantelado”. Mientras que la ex directora de Precios, Graciela Bevacqua, a cargo de la Dirección Técnica del organismo, destacó en conferencia de prensa que recibió un “sistema de precios totalmente destruido, sin funcionarios a cargo hasta el cuarto grado de rango”.

Destacó Todesca que “vamos a demandar el esfuerzo de toda la nómina. No se va a aceptar que algunos quieran mantenerse al margen, quien no trabaje no podrá cobrar, todos los registrados deberán encolumnarse en una cadena de mando a cargo de un jefe, y los servicios que presten deberán ser certificados para que pueda cobrar un sueldo, como presumimos que no ocurre en varios casos”.

Los reales objetivos de la autoridad monetaria

En el caso del Banco Central, el presidente de la entidad, Federico Sturzenegger, dijo que su foco se concentrará en recuperar el valor del peso y el impulso del crédito a baja tasa, a tono con una de las premisas de la Carta Orgánica del Banco Central el flamante presidente de la entidad dijo tras asumir: “cuando el Presidente me convocó para esta tarea, me dijo que vamos a renovar nuestro voto de confianza y que mi misión primordial sería devolverle la moneda a los argentinos y respetar la independencia del Banco Central”.

En tanto el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, ratificó el anticipo del viernes de Infobae de que “esta semana el Gobierno va a decretar la emergencia energética”, luego de un fin de semana con cortes luz en la Capital Federal y el Conurbano bonaerense en medio de altas temperaturas.

En esa línea, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, anticipó que “el Gobierno avanzará con un aumento de tarifas de luz y gas a partir de enero, a través de la fuerte modificación del régimen de subsidios a los consumos de las familias, cuidando no afectar a los sectores vulnerables y jubilados con haberes mínimos, ratificando lo dicho en campaña cuando dijo que “las tarifas en el área metropolitana eran ridículas porque existía una discriminación de precios que perjudica a buena parte del país”. Sobre la metodología para aplicar los incrementos, Aranguren había dicho que se estaban haciendo cruces de datos para evaluar el poder adquisitivo, capacidad contributiva y consumo energético de los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − uno =