Límite a las reelecciones: el fin de una era en la política bonaerense

Presentada por sus impulsores como un cambio copernicano en la vida política de la Provincia, la nueva ley establece que los intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares sólo podrán cumplir dos períodos en forma consecutiva.

Para volver a presentarse en ese cargo, es decir, para competir por una segunda reelección, deberán dejar pasar un período, una disposición similar a la que rige para presidente y gobernador de la Provincia.

El proyecto que finalmente fue sancionado con los votos del Frente Renovador, Cambiemos y un sector del peronismo dispone que el actual mandato de los funcionarios alcanzados será contabilizado como el primero, por lo que solo podrán aspirar a una reelección en 2019. De esa forma, el nuevo escenario equipara a intendentes como Aníbal Loubet, de General Guido, quien gobierna el distrito desde hace 25 años en forma ininterrumpida, con los jefes comunales que asumieron por primera vez en diciembre pasado.

El texto final expresa que el intendente, los concejales, consejeros escolares, diputados y senadores de la provincia de Buenos Aires durarán en sus funciones “el término de cuatro años y podrán ser reelectos por un nuevo período”, con la aclaración que “si han sido reelectos no podrán ser elegidos en el mismo cargo, sino con intervalo de un período”.

A efectos prácticos, en el caso de los intendentes, ninguno de los que actualmente ocupan ese cargo podrá seguir haciéndolo después de 2023.

Por otra parte, el proyecto determina la incompatibilidad de cargos, al prohibir a intendentes y concejales ostentar cargos “de funcionario o empleado a sueldo del Poder Ejecutivo nacional o provincial, sea en la Administración central, organismos descentralizados o entes autárquicos, a excepción del ejercicio de la docencia”.

El debate por el tratamiento de la norma tuvo momentos de cruces picantes entre las distintas fuerzas, algunas de las cuales rechazaron el proyecto.

Tanto en Diputados como en el Senado, los legisladores del Frente para la Victoria y un sector del peronismo votaron en contra de la norma. El PJ cuenta entre sus filas con algunos de los casos más emblemáticos de intendentes y legisladores con numerosos mandatos sobre los hombros.

Los casos más reconocidos son los de algunos de los denominados “caciques” del Conurbano, como los jefes comunales de Florencio Varela, Julio Pereyra, de Ituzaingó, Alberto Descalzo, y de Ezeiza, Alejandro Granados. Pereyra lleva 24 años al frente de esa comuna y está cumpliendo su séptimo mandato consecutivo. Descalzo, por su parte, es intendente desde 1995 y actualmente cumple su sexta gestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 1 =