Macri se reunirá con Moyano para tender puentes con el peronismo

Compartirán un acto mañana en La Boca. Es sugestivo a solo un mes de las elecciones.

Cualquier foto en una campaña electoral equivale a una definición política? Los que tendrán que contestarlo, o no, son Mauricio Macri y Hugo Moyano, que mañana, a las 17, posarán juntos ante los reporteros gráficos durante un acto en el cual el gobierno porteño distinguirá a trabajadores de recolección de residuos, que se realizará en la Usina del Arte, en el barrio de La Boca.

La decisión de dos dirigentes de mostrarse juntos no constituye en sí misma la formalización de ningún acuerdo, pero un gesto como el que concretarán Macri y Moyano es altamente sugestivo porque falta menos de un mes para las elecciones. Confirmará, de todas formas, la excelente relación personal entre el candidato de Cambiemos y el líder de la CGT Azopardo.

De por sí, la idea de distinguir a camioneros surgió de Moyano: “Si distinguen a personalidades de todo tipo, ¿por qué no hacen lo mismo con los trabajadores? Caería bien entre nuestra gente”, le dijo a Macri.

El macrismo le otorga tanta importancia al acto de mañana que está prevista la presencia de la plana mayor de ese espacio: Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo y el subsecretario de Trabajo de la Ciudad, Ezequiel Sabor, entre otros.

Moyano sabe que la foto con Macri desatará tempestades y que lo acusarán de “haberse corrido a la derecha”. Es que, formalmente, él no apoya a ningún candidato presidencial y los dirigentes de su sector se dividieron en materia electoral: algunos están con Daniel Scioli, como el canillita Omar Plaini; otros con Macri, como Jorge Mancini, líder de los trabajadores del Ceamse y candidato a diputado bonaerense por la Primera Sección Electoral en la lista de Cambiemos, y su hijo Facundo es primer candidato a diputado nacional en la lista de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires.

Cualquier definición electoral del camionero lo pondría en aprietos con algunos de estos aliados, pero una señal hacia el jefe del PRO incomodaría en particular a Facundo Moyano, que hace poco advirtió en declaraciones radiales: “Macri es mi límite, nunca lo votaría ni lo acompañaría”.

El acto con Moyano no será el único baño en las aguas del peronismo que se dará Macri antes de las elecciones: el jueves 8 de octubre hablará para inaugurar el monumento a Juan Domingo Perón en la plaza de Paseo Colón y Belgrano junto con Gerónimo “Momo” Venegas, titular del sindicato de trabajadores rurales y jefe del partido Fe, socio electoral del macrismo.

El gremialista está invitando a todos sus colegas para que concurran, pero se supone que no irá ninguno de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − ocho =