Massa se va al Norte a cuestionar “el poder feudal”: “Dan asco”

Hoy arranca con la gira en Formosa. Ayer, en un acto porteño, volvió a diferenciarse de Scioli y de Macri.

El escándalo tucumano y su olfato político le dicen que muchos votantes podrían estar hartándose de ciertas prácticas que caracterizarían a su partido de origen, el PJ. Por eso, desde su Frente Renovador, Sergio Massa decidió correrse hasta el Norte argentino y mostrar desde allí los perjuicios de seguir manteniendo el “poder feudal”. Hoy, estará en la provincia de Formosa, quizás el caso más emblemático de esta tendencia: Gildo Insfrán gobierna esa provincia desde 1995 y va por otra reelección. Ahora, su distrito quedó envuelto en una fuerte polémica cuando el taquillero delantero de Boca Carlos Tevez habló de la desigualdad en esa tierra y el kirchnerismo hizo fila para pegarle.
“Usan a lo pobres para ser cada vez más ricos”, le resumió el candidato ayer a Clarín. Y agregó: “Me dan asco los que en nombre del peronismo usan a los pobres y están cada vez más millonarios. La perpetuidad en el poder es sinónimo de impunidad de la corrupción”.

Massa, que se mostró con Mauricio Macri (su principal rival opositor) para pedir transparencia en las elecciones, ayer volvió a diferenciarse. En un acto gremial en el Luna Park, a propósito del Día del Niño, dijo que los problemas no se resuelven “ni con globitos ni con propaganda”. Por si había dudas, en el acto organizado por Carlos Acuña, sindicalista de la CGT Azul y Blanca que responde a Luis Barrionuevo, el ex jefe de Gabinete hizo nombres propios: “En la Provincia las muertes por robo aumentaron un 90% y en la Ciudad un 70%, una de cada cuatro en villas. Pero ni Scioli ni Macri hablan de la inseguridad, porque fracasaron en dar una respuesta”. Lo acompañaba, entre otros, su candidato a gobernador, Felipe Solá.
“Nos internamos una semana en el Norte del poder feudal y vamos a mostrar lo que son Gildo (por Insfrán) y estos señores. Vamos a insistir también contra la reelección indefinida”, aseguraron ayer en el massismo.

La gira de Massa, además de Formosa, incluye actividades en Chaco, Jujuy, Entre Ríos y, por supuesto, Tucumán. En varias de estas provincias, el líder del Frente Renovador había avanzado con acuerdos con referentes radicales, que luego quedaron desdibujados cuando el partido, formalmente, decidió avanzar en una alianza con el PRO. En su objetivo de mostrar una propuesta nueva, la pata radical, sumada a su grupo de intendentes jóvenes del GBA, le daba cierta coherencia.
Pero el plan quedó trunco. Y en el mientras tanto, en su plan de ampliar las bases, Massa sumó acuerdos con caciques como Raúl Othacehé (histórico barón del oeste del GBA), Héctor “Chabay” Ruiz (intendente en Santiago del Estero) o Juan Carlos Romero (candidato a gobernador en Salta). Ninguna de esas alianzas terminaron bien. Ahora, en una posición de mayor debilidad electoral, pero aún en carrera, Massa vuelve a la fórmula original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + cinco =