Polémica por los votos: “Con Randazzo quisimos el voto electrónico pero el kirchnerismo se opuso”

Tras la denuncia de robo de votos en la Provincia y las irregularidades que se evidenciaron en las elecciones de Tucumán, Felipe Solá explicó las desprolijdades en tierra de Alperovich y su intento de modernizar las elecciones.

Tucumán ha mostrado su peor rostro con la enorme cantidad de partidos que se permitieron y los miles y miles de candidatos en una provincia tan chiquita”, comenzó enumerando Felipe Solá las causas que terminaron con la gente movilizándose en la plaza céntrica de la capital tucumana y los incidentes posteriores.

“Hay cero diálogo entre Alperovich y la oposición, un clientelismo desatado que funciona hasta en los días de veda, una provincia empobrecida con sus producciones sin competitividad para exportar y que depende exclusivamente del empleo estatal y los planes”, resaltó el candidato a gobernador bonaerense por UNA.

Solá puntualizó que “todo eso es un cóctel que estalló anoche en la plaza, lo cual no quiere decir que no haya ganado Manzur, pero si la democracia es simplemente que alguien gane y todo lo demás sea vergonzoso hay que replantearlo”.

Al ser consultado sobre la gente que mostró su enojo en Tucumán y las críticas vertidas desde el kirchnerismo, el diputado nacional aseguró que “no creo que haya ninguna manifestación en el mundo que sea espontánea, siempre hay tres que antes hablan por teléfono, lo espontánea es la bronca”.

Solá fue quien prendió la llama tras la denuncia que presentó luego de las elecciones Primarias en la provincia de Buenos Aires: “A mí me cortaron la boleta y me trampearon los telegramas, lo que no va más es este sistema electoral”, señaló.

En ese marco, recordó que “hace trece años, junto con Florencio Randazzo quisimos poner el voto electrónico en la Provincia, fuimos a Brasil, hablamos con el Tribunal Superior Electoral y luego vinieron ellos para acá, pero la Legislatura y el Congreso votaron en contra”.

“Con el voto electrónico se podría emprolijar las elecciones, quizás después tendríamos otros problemas como el software del voto electrónico que están siendo revisados por países que lo usan hace quince años, pero pegaríamos un salto cualitativo enorme. El problema es que el kirchnerismo se opuso, fue siempre contrario a la modernización de los sistemas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + cinco =