Prat Gay : “No arreglar con los fondos buitre ha sido tremendamente caro para Argentina”

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, advirtió que la falta de un arreglo con los fondos buitre “ha sido tremendamente caro para la Argentina”, y expresó que de la nueva etapa de negociación que comenzó este miércoles en Nueva York con la reunión con los holdouts, el Gobierno espera que los acreedores reflejen “la responsabilidad de negociar en forma seria”.

Prat Gay se refirió en conferencia de prensa al encuentro que encabezaba esta tarde el secretario de Finanzas, Luis Caputo, con el mediador Daniel Pollack y los holdouts en Nueva York, a la que definió como “una primera reunión introductoria” de la cual “no es de esperar que este arreglado el pleito o que haya una propuesta concreta de la Argentina”.

“Queremos entender bien cuál es el estado de situación, cuál es la postura de quienes tienen ese fallo y esperemos que tengan la responsabilidad de negociar en forma seria”, comentó el ministro al al considerar que “esto es parte de la herencia recibida, una Argentina en default desde 2001, y un tema que hay que resolver y no mirar al costado”.

En ese sentido, ratificó que la línea de negociación”es la misma que en campaña: resolver este problema y resolverlo lo más rápido y lo mas justamente posible, porque es una de las tantas trabas que han venido ahogando la economía a lo largo del último tiempo”.

Al ser consultado sobre la continuidad del estudio de abogados que representa los intereses de la Argentina ante el tribunal de Thomas Griesa, Prat Gay dijo que “no es tan sencillo cambiar de caballo en medio del río” aunque entendió que “el estudio actual fue absolutamente infectivo para resolver el problema”.

“El Gobierno arrastró los pies y tuvo un cómplice que fue el estudio en cuestión, pero tiene una memoria jurídica que no podemos resignar porque no sabemos el costo que va a tener eso” admitió el titular de la cartera de Hacienda y Finanzas al ratificar la convocatoria a “una “compulsa de estudios internacionales en Nueva York, en las próximas semanas”.

Sobre el monto que la Argentina estaría dispuesta a pagar para resolver el conflicto legal, el ministro explicó que “lo que hay que mirar es lo que el juez dice que es lo que debemos” pero afirmó que el equipo económico no cree que ese capital se deba ajustar según el cálculo de la sentencia de Griesa.

“De la sentencia 30 centavos son capital, 70 son intereses, y en algunos bonos el capital es 5 centavos y los intereses 95”, dijo Prat Gay, para luego señalar que “la negociación se debe basar en el sentido común porque hay una parte de los punitorios que tienen sentencia firme”.

Al precisar sobre las consecuencias que para el gobierno de Mauricio Macri tuvo la demora de un arreglo con los holdouts, Prat Gay estimó que en el juzgado de Thomas Griesa “juntando el juicio original de la cláusula pari passu y los me too estamos hablando de un monto original de deuda de 2.943 millones de dólares que dejaron de pagarse con el default de 2001”.

“Es una partecita muy pequeña (de la deuda argentina) que en la última sentencia y aplicando a todos los me too el costo pasa a 9.882 millones de dólares”, afirmó el funcionario al calificar esa situación como “el costo de lavarse las manos durante mas de 10 años” que permitió acumular “6.000 millones de dólares de desidia”.

Según las estimaciones del actual equipo económico, las cifras si se incluye a los bonistas europeos lleva “el valor de la desidia por encima de los 12.000 millones de dólares”.

Prat Gay también fustigó el acuerdo que cerró el ex ministro de Economía Axel Kicillof con el Club de Paris, respecto del cual dijo que “en 48 horas se pagaron de más intereses punitorios que en la historia de ningún país endeudado se pagaron”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 2 =