Provincia niega el cierre del Astillero pero hay que bajar su déficit

El gobierno bonaerense reiteró su intención de “no cerrar ni privatizar” el Astillero Río Santiago, pero al mismo tiempo dejó en claro que planea “reordenarlo” para bajar el déficit que se registra en esa planta. “No hay otro plan que no sea ése”, indicaron en la Provincia

En tanto, la administración de María Eugenia Vidal reiteró su intención de que se investiguen las denuncias por la comisión de presuntos delitos en ese organismo de los que, en parte, responsabiliza a la conducción de ATE Ensenada.

Así lo señalaron fuentes confiables de la administración provincial luego de la primera reunión de “diálogo” iniciada ayer entre el gobierno y los representantes sindicales del Astillero Río Santiago. El encuentro se produjo tras los violentos incidentes ocurridos el martes último en el centro de nuestra ciudad.

A esa mesa se sentaron el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas; el de Economía, Hernán Lacunza; el subsecretario de Relaciones Laborales, Horacio Barreiro; el subsecretario de Política y Coordinación Económica, Damián Bonari y el presidente del Astillero, Daniel Capdevila. Por el lado de los trabajadores estuvieron el secretario general de ATE Provincia, Oscar De Isasi; el secretario general de ATE Ensenada, Francisco Banegas y una comitiva de delegados del ARS.

Desde la representación gremial se reiteraron los pedidos de reactivación de la planta a través del destrabe de las cartas de crédito que, señalaron, permitan continuar la construcción de los graneleros Eva Perón y Juana Azurduy y de otras cuatro embarcaciones cuyos contratos de ejecución fueron firmados durante el gobierno anterior.

También reclamaron por el recorte de un plus salarial y otros ajustes realizados por la administración de la planta.

“Les ratificamos que el 12 de septiembre vamos a una medida de fuerza nacional en caso de no haber respuestas concretas”, se señaló desde ATE Ensenada donde se reiteró que “tenemos una necesidad laboral de todas las obras que están paralizadas; necesitamos ese trabajo y esa reactivación porque es la vida de nuestro Astillero y de nuestras 3300 familias”, reclamó Banegas, quien agregó que “tienen que saber que si le va mal al Astillero, le va mal a la soberanía de la industria naval y a la marina mercante”.

Desde la Provincia, los funcionarios se comprometieron a tener el próximo viernes una respuesta a los planteos iniciales del gremio al tiempo que reiteraron que “no existe” voluntad “ni de cerrarlo ni privatizarlo, ni despedir trabajadores”, como había anticipado en las últimas horas Villegas.

Sin embargo, detrás de ese compromiso se expresó “no hay un plan específico para el Astillero, excepto ordenarlo y lo estamos haciendo en dos direcciones: por un lado la sana administración para bajar el déficit y, por otro lado seguir la marcha de las investigaciones que se han formulado sobre presunta comisión de delitos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − cuatro =