Scioli decidió no ir al debate y la oposición le pasa factura

La postura del candidato oficialista fue duramente cuestionada por Macri y Massa

Daniel Scioli no asistirá a ninguno de los dos debates para candidatos presidenciales que tendrán lugar en la primera quincena del mes próximo, de cara a las elecciones del 25 de octubre.

La determinación del equipo de campaña del Gobernador fue duramente criticada por otros postulantes como Mauricio Macri, Sergio Massa y Margarita Stolbizer, quienes a su vez se comprometieron a concurrir a ambas actividades en una facultad y una señal de cable.

Tal como había anticipado EL DIA el último domingo, el equipo de Scioli se encamina a repetir la misma decisión que tomaron otros candidatos favoritos en el pasado, en una actitud que se conoce como el síndrome de la “silla vacía”.

En cambio, el postulante oficialista anunciará en los próximos días que si llega a la Casa Rosada, promoverá desde allí la sanción de una ley del Congreso para regular los debates presidenciales, a la manera de los que se realizan en Brasil.

Pero mientras tanto, Scioli no participará del debate programado para el 4 de octubre en la facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), organizado por la ONG Argentina Debate. Ni tampoco sería de la partida en otro debate que el próximo martes confirmaría la señal de cable Todo Noticias (TN), que en principio sólo iban a protagonizar el propio Scioli, Macri y Massa. Ese encuentro estaba previsto para ayer pero fue postergado.

Con todo, el sciolismo ya tiene la decisión tomada, pero en las próximas horas evaluará el costo político del faltazo

Según pudo saber este diario, delegados de Cambiemos y de UNA presionaron para que la señal del grupo Clarín finalmente le pusiera fecha al debate, con la intención política de exponer la negativa de Scioli.

Es que una situación se planteaba con la inasistencia al encuentro en una facultad –por más que será transmitido por TV- y otra bien distinta es que Macri y Massa compartan el estudio de TN para debatir y denunciar la ausencia de Scioli.

“Yo me comprometí a debatir. La pregunta es por qué Scioli no quiere explicarle a la gente cuáles son sus propuestas, lo que tiene realmente para ofrecerle a los argentinos a partir del 10 de diciembre. Mis equipos fueron y concurrieron a todas las reuniones preparatorias porque creo que el debate suma. Nosotros estamos listos y esperamos que realmente él concurra al debate”, sostuvo ayer Macri desde San Luis, durante una recorrida de campaña.

Por su parte, Massa dijo en Rosario: “Yo tengo un compromiso con el debate. Espero que los demás candidatos respeten a la democracia y no ofendan al pueblo argentino encontrando una excusa para no participar. Scioli tendría que decir que le gustaría debatir pero que Cristina no lo deja”. En la misma línea se pronunció Stolbizer, quien señaló que “si la condición para debatir es una ley, podría salir hoy mismo con la mayoría oficialista” que hay en el Congreso.

Desde el entorno de Scioli, en tanto, replicaron que Macri no accedió a debatir con Daniel Filmus cuando encabezaba las encuestas para jefe de Gobierno porteño en 2011, ni tampoco lo hizo Massa en 2013, momento en el cual no hubo debate con su contendiente oficialista Martín Insaurralde.

“En realidad, lo único que hacen ellos es blanquear que Daniel está ganando bien. Por eso reclaman el debate”, deslizaron en el equipo de campaña del FpV.

Sin embargo, Scioli también fue criticado por el candidato presidencial del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, quien consideró que el Gobernador “se borró del debate porque no quiere que se den cuenta que no tiene muchas diferencias con Macri o Massa”. Y agregó que su contendiente del FpV “muestra que es un buen hijo político de Menem”.

Con todo, el sciolismo ya tiene la decisión tomada, pero en las próximas horas evaluará el costo político del faltazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =