Se pone más tensa la relación con el juez Thomas Griesa

Ante la posibilidad de que el magistrado trabe el cobro del Bonar 24, el ministro Kicillof aseguró que se apelará la medida

El ministro de Economía Axel Kicillof minimizó la posibilidad de que el juez Thomas Griesa trabe el cobro del Bonar 24 y adelantó que si eso ocurriera, “va a ser objeto de apelación”.

“El Bonar 24 es un bono que se emitió para afrontar la indemnización de Repsol y no está relacionado con la reestructuración de la deuda, ni con los que ingresaron al canje ni con los holdouts. O sea que es un bono que nada tiene que ver con los buitres. Es decir, que si Griesa se va a arrogar el derecho de interceptar cualquier cobro, en cualquier título, el disparate se vuelve absolutamente descontrolado. Creo que eso no va a funcionar”, razonó.

No obstante, el ministro sostuvo que si Griesa toma una medida de este tipo, “va a ser objeto de apelación porque es un cambio de tendencia del fallo”.

“La otra salida es que los fondos buitre se avinieran a negociar. Si no lo hacen es porque hay un candidato como Macri, que les promete que va a pagar todo los que dice Griesa”

En declaraciones publicadas por medios de capital federal, Kicillof aseguró que Griesa, que interviene en el conflicto con los holdoust “no puede bloquear el cobro de cualquier bono argentino”, insistió que le parece que eso “no va a ocurrir” pero que “si lo hace va a a ser apelado”.

“Tampoco creo que vaya a ser así porque es un intento de cambiar la orden original. Es una amenaza y una extorsión”, juzgó.

El ministro remarcó que “Argentina sigue depositando el pago” a quienes aceptaron los canjes de deuda “a cada vencimiento” pero como Griesa “tiene trabado los cobros en el exterior, hay una cantidad de juicios cruzados de los bonistas reclamándole al tribunal de Nueva York que libere esos pagos, que le pertenecen”.

NO SERIA LEGAL

“Griesa no les responde, pero tampoco puede embargar, ni siquiera los pocos fondos que quedaron depositados en el Bank of New York Mellon, porque sabe que no sería legal sacarle ese dinero para dárselo a los buitres”, explicó.

En ese marco, el ministro planteó que “para cobrar en Argentina, los bonistas tendrían que traer los bonos y canjearlos aquí para poder cobrar” aunque reconoció que “por ahora, optan por reclamar sus legítimos derechos en el exterior”.

“La otra salida es que los fondos buitre se avinieran a negociar y se bajaran del pedido de trabar esos pagos. Si no lo hacen, es porque hay un candidato a presidente como Macri, que les promete que les va a pagar todo lo que dice Griesa”, aseveró.

Kicillof dijo que “este tipo de declaraciones, por más que sea irreal, perturba la negociación, impide negociar, porque mientras los buitres tengan una mínima esperanza de cobrar el total de lo que reclaman, van a estirar esta situación a ver qué pasa en 2016”.

Por otra parte, el ministro evaluó que en la última audiencia con Griesa el 12 de agosto, los fondos buitres “fracasaron de nuevo porque no hay bienes comerciales” en Estados Unidos que puedan embargar.

Pese a que el juez le dio al país un plazo de 10 días para que presente un listado de los bienes comerciales que el Estado tiene en el exterior, Kicillof insistió: “Argentina respondió que no tiene bienes comerciales y va a seguir respondiendo en esos términos”.

SANCION

Cabe recordar que la semana pasada, el juez Griesa observó a la Argentina por la dilación que tuvo a la hora de informarle al Tribunal sobre sus activos y declaró que todas las propiedades “a nombre del país” en los Estados Unidos serán consideradas de uso “comercial”, lo que implica que quedarían sujetas a embargos.

Sin embargo, la orden dictada durante una audiencia de tres horas, que se desarrolló en su juzgado de Manhattan, excluye bienes diplomáticos y militares, según precisaron agencias internacionales.

“Toda propiedad del Estado argentino” será considerada “con fines comerciales”, sostuvo el juez de Nueva York Thomas Griesa al convalidar una observación en contra de nuestro país de parte de los holdouts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =