Solicitan una medida cautelar para impedir que Delfina Rossi siga como directora del Banco Nación

La presentación asegura que se trata de «un típico y evidente caso de nepotismo». Y habla de falta de idoneidad técnica y moral

El dirigente del PRO Yamil Santoro solicitó hoy una medida cautelar para impedir que Delfina Rossi siga ejerciendo como directora del Banco Nación. El nombramiento de la joven de 26 años e hija del ministro de Defensa, Agustín Rossi, provocó una ola de críticas por la nula experiencia de la economista para ejercer el cargo por el que cobrará 70 mil pesos por mes.

Santoro es el mismo que hace unos días hizo una petición en el portal change.org para que se revoque el nombramiento de Delfina Rossi, que ya juntó casi 60 mil adhesiones. Ahora fue directamente a la Justicia, donde esta mañana presentó un escrito en el que alegó que la designación de la joven viola la Constricción Nacional, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Carta Orgánica del Banco Nación y el Código de Ética de la Función Pública, entre otras normas.

En concreto, Santoro solicitó que «se disponga la suspensión de la toma de juramento, asunción y/o –en su caso– ejercicio del cargo como directora del Banco de la Nación Argentina a la licenciada en economía Delfina Rossi».

Tras subrayar que la joven no estudió ni está matriculada en el país, Santoro hizo hincapié en que, al margen de tener muy pocos antecedentes, Delfina Rossi nunca trabajó en Argentina. «Carece de toda experiencia laboral en el país, lo que implica, para el cargo con que ha sido premiada, un desconocimiento práctico absoluto de los usos y costumbres de la banca local, de las normas legales a las que se encuentra sometida la operatoria bancaria nacional y la experiencia que ha adquirido en el exterior», argumentó. Frente a ello, sostuvo que «la designada carece de la idoneidad necesaria que exige el artículo 16 de la Constitución Nacional».

Incluso se animó a aventurar que su parentesco con Agustín Rossi «parece ser la principal razón de dicho nombramiento» por lo que señaló que «a la aparente falta de idoneidad técnica, se suma la evidente falta de idoneidad moral». Y sentenció: «Aprovecharse de tal situación familiar para protagonizar un típico y evidente caso de nepotismo es una grave falta de ética».

Por otra parte, consideró que el nombramiento viola los requisitos de «representatividad» y «equilibrio en la composición» del directorio que exige la Carta Orgánica del banco. «Rossi no representa a ningún sector productivo, a ninguna actividad específica, ni a ninguna región del quehacer económico nacional», indicó.

En su presentación, Santoro recordó además que el 14 de agosto presentó ante el Poder Ejecutivo «un recurso de reconsideración y pedido de información pública vinculada a la selección y designación de Rossi» que no ha sido respondido hasta el momento.

Por último, comparó el caso con el de Manuel Carlés, el jurista de 33 años propuesto por el Gobierno como ministro de la Corte Suprema para reemplazar al renunciado Eugenio Zaffaroni. «En aquel caso nadie ponía en tela de juicio los antecedentes académicos del letrado, sino que se objetaba su inexperiencia laboral y profesional como un vicio en la idoneidad para desempeñar la magistratura», explicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =