Tensión en la campaña de Scioli por el impacto del Niño en plena elección

Hay reuniones para trazar estrategias. Según especialistas, el fenómeno impactará fuerte en los próximos meses.

El sciolismo teme perder votos a causa del fenómeno de El Niño. El tema ya fue el eje de conversación y análisis en varias reuniones en la sede porteña del Banco Provincia, donde Daniel Scioli tiene su bunker de campaña.

Según los datos del Servicio Meteorológico, El Niño -que ya se hizo sentir en agosto y trajo fuertes dolores de cabeza al candidato presidencial- golpeará fuerte en octubre y según los especialistas llegará potenciado por cambio climático.

Se trata de un fenómeno climático vinculado a las temperaturas del océano Pacífico. El Niño es la etapa cálida del ciclo e implica lluvias abundantes en Sudamérica. “Expresado en valores probabilísticos, existe una probabilidad del 100% de que las condiciones sean de Niño durante el trimestre septiembre-octubre-noviembre”, dice el último informe con fecha del 4 de septiembre publicado en la web del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Según el trabajo, se prevén anomalías superiores a las normales en el trimestre mencionado y se destaca que el valor promedio de todos los modelos es de +2.2°C, lo cual corresponde a un Niño intenso.

Pero incluso organismos internacionales alertan sobre el impacto de El Niño en los próximos días. Según Clarín, esta semana, la US National Oceanographic and Atmospheric Administration (NOAA) y el UK Met Office dijeron que El Niño será el más fuerte conocido desde que se empezara con su medición en 1950. Y, de acuerdo a la ONU, Argentina enfrentará, además, pequeños y medianos fenómenos hídricos, con pérdidas en las zonas urbanas y rurales.

Scioli y su equipo de trabajo manejan esta información. Además aprendieron de la lección de agosto, cuando -apenas pasada la elección primaria- el ex motonauta decidió partir a Europa justo en el momento en que las aguas de la cuenca del Río Luján inundaban el norte de la provincia.

Por eso, en las últimas horas empezaron a coordinar planes para estar alertas ante esa “contingencia”. Entre las medidas que ya bajaron a ministros, secretarios y directores está la de darle mayor visibilidad a las obras hidráulicas realizadas. Además, se decidió que el titular del área de Ambiente, Hugo Bilbao, sea el encargado de hablar del problema del cambio climático en los medios. En tanto, se bajó la orden de que áreas como Desarrollo Social e Infraestructura dispongan de fondos para resolver inconvenientes con celeridad.

En esa línea, desde el ministro de Infraestructura comunicaron en las últimas horas una reunión entre el titular del área, Alejandro Arlía, y el director de Defensa Civil, Luciano Timerman. Según informaron el objetivo de la reunión fue el de “repasar las obras hidráulicas ejecutadas, en ejecución y las acciones preventivas a llevar a cabo frente a posibles lluvias causadas por los efectos de la corriente de El Niño”.

“Tenemos en este momento 112 obras hidráulicas en ejecución que continúan a buen ritmo y también las obras necesarias para la reconstrucción de terraplenes, ampliación de cauce de canales, manejo de brechas, alteos, defensas, desagües, limpieza y desobstrucción de puentes y alcantarillas, que sufrieron el efecto del temporal del mes de agosto”, describió Arlía.

Desde el sciolismo sostienen que los contactos entre el Servicio Meteorológico y el centro de campaña son fluidos y estiman que se incrementarán en las próximas semanas.

“Estamos bien y las proyecciones nos entusiasman. Pero no queremos dejar nada al azar y queremos estar alertas ante lo que pueda deparar El Niño”, explicó a LPO una fuente del gobierno provincial que aseguró que el principal temor es a una lluvia fuerte para los primeros días de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − ocho =