Tras anunciar que dejará de hacer denuncias, Carrió se fue a EE.UU.

Dijo estar convencida de que su tiempo para denunciar a la corrupción acabó: “Fui liberada”. Planes a futuro.

Como después de cada elección presidencial, un manto de interrogantes se abrió en torno al futuro de Elisa Carrió. Esta vez, la diputada volvió a anunciar que su ciclo está cumplido y que terminó el tiempo de dedicarse a denunciar la corrupción. Después de dejar esa declaración a dirigentes y militantes, se fue de vacaciones a Estados Unidos y México, donde pasará unas semanas junto a su hijo y su nieto.

“Liberada”, ésa es la sensación que transmitió Lilita poco después de las primarias. Ya sin la carga de cosechar votos, ahora se dedicará a hacer campaña por Mauricio Macri y Gabriela Michetti. Tiene en la mira a uno de sus enemigos predilectos: Aníbal Fernández. Esta semana ya anunció que si es electo gobernador, va a tener que irse del país.

“Después de veinte años de anunciar y denunciar, lo que es una vida muy difícil, fui liberada”, expresó en un video a la militancia. “Voy a ayudar y estar al lado de la fórmula,pero he dejado muchas cosas en el camino y ahora quiero estar rodeada de mis hijos”, agregó. Hace tiempo ella se puso los 60 como fecha límite, años que cumplirá recién en diciembre de 2016. Pero su imagen votando con unos anteojos con forma de número 60 fue interpretada por muchos de sus seguidores como que ya está visualizando ese momento.

No es la primera vez que anuncia su retiro. Siempre bromeaba con que se iba a poner un estudio de abogados, pero poco tiempo después volvía al ruedo. La falta de respaldo en votos a su “esfuerzo” es algo que tanto a ella como a su entorno los desmoraliza. Sin embargo, a diferencia de 2011, cuando el 1,8% de los votos fue un duro golpe para Carrió, esta vez asumió el resultado (2,3%) con mayor naturalidad, convencida de que se “sacrificó” para que se lograra armar el frente. El derrotero electoral de Cambiemos marcará también el futuro de Carrió.

Macri ya le anticipó que le ofrecerá una embajada. Ella suele repetir que le encantaría ir a Nueva York. ¿Como embajadora ante las Naciones Unidas? Pero si gana el kirchnerismo, son pocos los que la imaginan quedándose de brazos cruzados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 2 =